INFORMACIÓN TÉCNICA
 
En los últimos tres años el mercado más importante se ubica en aquellas regiones donde se utilizan Programas de Manejo Integrado de Plagas (MIP), como en Sinaloa, Baja California Norte, Baja California Sur y Sonora, entre otros.
LCEA. Angel Marín Lara, Dr. William Foster, Ing. Benito Mojica Salgado e
Ign. Antonio Velázquez Pérez
Nuevos Fungicidas Orgánicos para la Inocuidad y calidad alimentaria
 
l pasado 17 de febrero Plant Health Care de México (PHC) llevó a cabo el lanzamiento de los fungicidas orgánicos PHC® MilStop® y PHC® T-22® en el Auditorio de la Unión de Crédito Industrial y Agropecuario de La Laguna, en Gómez Palacio, Durango, evento al cual asistieron más de 40 personas.

La presentación estuvo a cargo del Dr. William Foster, presidente de BioWorks, Inc. y del Ing. Benito Mojica Salgado, Gerente Técnico de PHC, apoyados por el Ing. José Antonio Flor Amores y el Lcea. Angel P. Marín Lara. El uso de los biofungicidas PHC® MilStop® y PHC® T-22® fue el enfoque que se dio en la sesión de debate en donde los asistentes compartieron sus experiencias en la aplicación de estos biofungicidas en diversos cultivos de la región.

El evento fue patrocinado por PHC y sus distribuidores autorizados en la región Lagunera, InterAgro y Empresas Longoria. La introducción de los ponentes estuvo a cargo del Ing. Antonio Velásquez Pérez, Director de InterActividad Agrobiótica, y el C.P. Francisco Javier Alicano A., Gerente de Empresas Longoria División Noroeste, respectivamente, quienes hicieron del evento todo un éxito con la información adecuada para los asistentes.

El lanzamiento de estos funguicidas se inició en septiembre del 2002, en Los Mochis y Culiacán, Sinaloa. En el 2003 se realizó en Guadalajara, Jalisco y Villa Guerrero, Estado de México, mientras que en el 2004 se presentó en el Valle de Camalú, Baja California, en Altamira, Tamaulipas, y a principios del 2005 en la región Lagunera donde se enfocarán los esfuerzos con el nuevo acuerdo de Subdistribución con empresas Longoria S.A. de C.V.

Ing. José Antonio Flor Amores, Dr. William Foster e Ing. Benito Mojica Salgado

La empresa
“En 1998 iniciamos operaciones en México, con una labor constante en la concientización sobre el empleo de nuevas alternativas viables dentro de una agricultura sustentable, con el fin de que el agricultor conozca los procesos de esta nueva generación de productos, creciendo la empresa paulatinamente con pasos firmes”, mencionó Marín Lara.

En eventos como este -agregó Flor amores-, es importante contar con el respaldo de especialistas que han observado los funguicidas desde el laboratorio, sus ensayos y pruebas de campo precedentes y subsecuentes a su lanzamiento al mercado, no sólo en el país sino en otras naciones, como: Holanda, España, Canadá y estados Unidos, entre otras; proporcionando una mayor oportunidad para abrir nuevos mercados, pues el agricultor percibe una empresa seria y con respaldo técnico.

“El servicio al cliente se ha convertido en el arma más importante de la empresa. Cuenta con un centro de atención telefónica sin costo 01 (800) 800 30 93, en el que se proporciona asistencia técnica, manteniendo contacto directo con clientes y distribuidores para despejar cualquier duda concerniente a nuestra gama de productos”, precisó Marín Lara. Las líneas que manejamos -agregó el Gerente de Mercadotecnia- son: micorrizas, biopesticidas, bioestimulantes, agentes anti-estrés y tratamiento biológico del agua.

En los últimos tres años el mercado más importante se ubica en aquellas regiones donde se utilizan Programas de Manejo Integrado de Plagas (MIP), como en Sinaloa, Baja California Norte, Baja California Sur y Sonora, entre otros estados del norte del país. “Este segmento de mercado nos ha dado una importante pauta para pensar en un crecimiento sostenido para los siguientes años, de acuerdo a la evolución de las nuevas reglamentaciones de inocuidad y calidad alimentaría tanto nacionales como internacionales”, puntualizó Marín Lara.

Productos de tercera
generación

“Los productos de tercera generación o biorracionales, son aquellos que modifican la conducta o fisiología de los insectos plaga con efectos mínimos o nulos al ambiente. Pueden ser sintéticos y orgánicos (biológicos y bioquímicos). Los biológicos están elaborados a base de organismos vivos”, puntualizó Mojica Salgado.

Es importante -agregó Marín Lara- contar con una cultura preventiva aantes que curativa, para reducir los problemas que comúnmente existen

en el campo. Se deberá implementar en la agricultura para minimizar los daños y pérdidas en las cosechas a causa de infestaciones de plagas y enfermedades, en las diferentes etapas del cultivo.

Un producto orgánico -precisó Flor Amores-, es una alternativa a los productos tradicionales. La idea es romper con las barreras culturales que existen ante el paradigma de la aplicación de productos orgánicos y biológicos; la promoción de esta línea de productos se realiza a través de los distribuidores, quienes cuentan con un servicio técnico especializado de la empresa y conjuntamente se realizan pruebas y ensayos de campo con importantes productores agrícolas del país.

Los biopesticidas presentados
PHC® T-22®, es un fungicida biológico preventivo para el control de enfermedades de tomate y chile, entre un gran número de especies vegetales a cielo abierto o invernadero, su ingrediente activo es el microorganismo benéfico Trichoderma harzianum cepa T-22 (KRL-AG2), que se puede aplicar a semillas u otros materiales de propagación, así como al suelo o al follaje, proporcionando protección contra hongos patógenos como: Phythium, Rhyzoctonia, Fusarium, Verticillium, Cylindrocladium, Sclerotinia, Phythophthora y Trielaviopsis.

PHC® MilStop®, es un fungicida orgánico de contacto y amplio espectro para el control de Cenicilla (polvorienta o vellosa). Previene hongos patógenos en el follaje a cielo abierto, invernadero y postcosecha tales como: Alternaria, Antracnosis, Botrytis, Fusarium, Poma, y Phytophthora, su ingrediente activo es Bicarbonato de Potasio, formulado especialmente para uso agrícola.

Estos productos -precisó Marín Lara-, son certificados por el Organic Materials Review Institute, quien los avala como orgánicos, además de contar con registros ante la EPA y CICOPLAFEST. Estas instituciones proporcionan confianza para aplicarlos en diferentes circunstancias y en los distintos suelos con excelentes resultados.

Visión
Las nuevas presiones regulatorias ambientales vigilan las prácticas que se realizan en la agricultura, de ahí la importancia de estos productos orgánicos, que además de ser una alternativa, pueden utilizarse con ciertos plaguicidas tradicionales, pues no se trata de bloquear su empleo, sino cerrar el círculo con aplicaciones alternadas.

“De esta manera no sólo se obtienen beneficios en la prevención y control de enfermedades fungosas, sino también se le devuelve la actividad biológica al suelo. Nuestra visión es ser la mejor empresa de tecnología y distribución de productos biorracionales en México, Centro y Sur América, medida por el valor que entregamos a nuestros clientes, la cual se cimienta en la fortaleza de espíritu y el profesionalismo como institución”, concluyó Marín Lara. R

PHC México en Acción
« « Anterior
Apóyate en el Equipo más Profesional /
Localice a su Distribuidor Autorizado más cercano: Lada sin costo 01.(800).800.30.93
Plant Health Care de México
Avenida Ceylan 959, Bodega 26
Colonia Industrial Vallejo
Delegación Azcapotzalco
C.P. 02300, Ciudad de México
Teléfonos:
(52) 5368.1653
(52) 5286.9702
(52) 5256.2839